Resultados

Métodos probados, adaptados a las características y contexto de cada persona.

Entrena con nosotros y toda tu percepción del entrenamiento personal cambiará.

Eliminamos barreras autoimpuestas para ayudarte a alcanzar un nivel de salud y bienestar que nunca creíste posible, sin importar tu punto de partida.

Somos tu socio y entrenador, apoyamos todos los aspectos del entrenamiento y la nutrición, y hemos guiado a cientos de clientes hacia resultados que cambian sus vidas y que en muchos casos, nunca habrían imaginado conseguir.

Somos conscientes de que el concepto de lograr un «resultado» se presenta en una infinita variedad de formas porque cada cliente tiene un conjunto único de objetivos y circunstancias. Nuestras llamativas transformaciones corporales son probablemente lo primero que le atrajo hacia nosotros, pero esto es sólo la punta del iceberg.

Sólo alrededor del 30% de nuestros clientes vienen con ganas de tener unos abdominales marcados. Para todos los demás, nuestros programas de entrenamiento son un viaje personal para recuperar la salud, la confianza y la vitalidad. Además ponerse en una forma física increíble a lo largo del camino es un buen complemento adicional.

Cada cliente que se comprometa plenamente con el proceso puede lograr algo realmente sorprendente. Puede que no siempre sea el asombroso “antes y después” a nivel físico. Pero a menudo se trata de mejoras masivas y transformadoras en la presión arterial, el control de la insulina y la salud mental, o simplemente una vida cotidiana sin dolor y que aumenta enormemente la autoconfianza en uno mismo/a.

Métodos probados, adaptados a las características y contexto de cada persona.

Construyendo bases sólidas y permanentes

Nuestro sistema de trabajo está basada en una pirámide. Esta pirámide, es una forma simple y útil de pensar sobre el movimiento humano en general. Se compone de tres niveles: fundamentos del movimiento, capacidades del movimiento y rendimiento. Todos ellos trabajan juntos y el control de cada nivel es esencial para desempeñarse y moverse al máximo durante las actividades diarias normales y las actividades físicas.

Una pirámide de calidad siempre debe construirse de abajo hacia arriba, con una base ancha a modo de soporte y una parte superior estrecha, por eso nuestro trabajo se centra especialmente en los dos primeros niveles, fundamentos y capacidades del movimiento.

¿Por qué hemos decidido que esto sea así? El motivo es muy sencillo: la mayoría de las personas y sistemas de entrenamiento, se centran en potenciar los niveles superiores de la pirámide antes preocuparse de ser suficientemente competentes en los niveles más bajos y esto hace que los problemas aumenten en lugar de disminuir.

Por ello, nuestra filosofía es muy simple, preferimos calidad por encima de cantidad y asentar unas bases suficientemente sólidas de movimiento antes de plantearnos objetivos más ambiciosos para los que, siendo objetivos, el 90% de la población general no está adecuadamente preparada.

Fundamentos del movimiento: es la base y representa el potencial de movimiento de cada persona. Más específicamente, la capacidad de cada individuo para realizar patrones de movimiento funcional, como hacer una sentadilla, lanzar, o caminar sin efectuar compensaciones. Este primer nivel ignora el rendimiento, lo que significa que solo se preocupa por la calidad del movimiento; no por la velocidad, potencia o fuerza con la que se realiza.

Capacidades del movimiento: representa el rendimiento funcional de una persona o la capacidad para realizar movimientos funcionales teniendo en cuenta las variables cuantitativas. En otras palabras, estamos midiendo qué tan rápido, explosivo o enérgico ocurre un movimiento o movimientos determinados. Por lo general, medimos estas capacidades testando habilidades como: fuerza, potencia, velocidad, resistencia y agilidad.

Rendimiento: representa la habilidad funcional. Esto se utiliza para describir las habilidades específicas de un deporte. Por lo general, esto es medido por pruebas específicas relacionadas con cada deporte, considerando las estadísticas reales de desempeño de un atleta para un deporte determinado y principalmente por el juego real y desempeño en competiciones.